Situada en pleno corazón de Normandía, entre tierra y mar, ciudad y campo, La Normandise goza de un entorno excepcional. Esta situación geográfica estratégica, entre el Gran Oeste francés e Isla de Francia, próxima a El Havre, primer puerto de contenedores de Francia, ofrece a La Normandise una excelente apertura a Europa y al mundo.

En plena región del Bocage virois, a medio camino entre el Monte San Michel, considerado la maravilla de Occidente, y las históricas Playas del Desembarco, Normandía, región de ganadería y cultivo, ofrece unas posibilidades de suministro excepcionales. La proximidad inmediata con los mataderos de la región, para la carne, así como la gran cantidad de mercados de pescado y verduras, permiten ejercer un control diario altamente riguroso sobre las materias primas.